06 marzo 2008

Recursos de agnósticos

Mi amiga ***** nos relató su embarazosa experiencia en la que descubrió cómo en lo más profundo de su ser había un corazoncito católico y además de propenso a meter la gamba. Cuando escuchaba el doloroso relato de una compañera de trabajo, de luto reciente, sobre la terrible sensación de vacío de perder a un padre, incapaz de pensar algo que decir que la pudiera consolar le soltó...
- ¿Pero tu padre no tiene conocidos en el cielo?
¡Grande!

9 comentarios:

Angus dijo...

No mezcles estupidez con religión...

brat dijo...

...uy, ya empieza a notarse la mano de Rouco.

A mí me ha parecido genial, si no conozco a esa amiga, quiero conocerla.

catalino dijo...

En boca cerrada no entra el espíritu santo.

Romántico Fernández dijo...

Las canciones tristes son las cebollas de la naturaleza

Hematocrítico dijo...

Lo que se reía la tía recordándolo!

xandocan dijo...

Pues yo creo, que es un buen comentario, ideal para intentar sacar una sonrisa a alguien que te esta pidiendo ayuda (te esta contando su amargo momento), como reaccionó la compañera ? Yo lo digo en serio, a mi me haria gracia. Muy bueno ********* (esto es como en las facturas "oculto para su seguridad")

ZOZOBRADO dijo...

Estoy de acuerdo con xandocan. Por lo menos es original. Se sale del "No somos nadie", "Donde va estará mejor", "Si Dios lo quiso así"...

Anónimo dijo...

resultó un extraño cruce de frases hechas, un coctel molotov entre el típico "cielos,siento lo de tu padre", "el mundo es un pañuelo" y el tantas veces repetido "no, si en el patachín nos conocemos todos"
la pobre, que es madrileña no lo pilló

Anónimo dijo...

Hay que tener amigos hasta en el infierno, digo en el cielo :P

Raquel