26 marzo 2009

Fino humor inglés

Pasmémonos ante el adolescente de Hungerford, Inglaterra, que pintó en el techo de la mansión de sus papis un cip**ón de 18 metros para que saliera en el Google Earth. La pena es que su casa ya estaba previamente digitalizada, pero chapeau. Ahora le toca limpiar, pero las risas que va a echar el millonetis coñón frotando eso van a ser buenas... A lo mejor, el chaval en cuestión era éste.

3 comentarios:

Angus dijo...

Venga, todos hemos pasado por una fase de dibujar pollas, no? Al menos yo sí, y me busqué un buen lío con unos amigos en el cole porque pintamos unas en el respaldo de las sillas, y cuando quitamos las mochilas se veían a la legua... También nos tocó limpiarlas; el puto rotulador Carioca no salía ni pa dios...
Comprenderás que esa escena de Superbad me hiciera especial gracia.

mc mismo dijo...

pi pi piripi piri pi pi

-ÚLTIMAS NOTICIAS-

ALFIE NO ES EL PADRE!!!
Parece que al final teníais razón y la loca esa le puso los tarros con otro más mayor (15 tacos, o sea que no os echeis las manos a la cabeza)

Hematocrítico dijo...

Angus : Yo, a esa fase, le llamo VIDA.
El pobre Alfie se quedó tocado porque pensaba que su novia era virgen...