10 diciembre 2008

Misión de audaces


La misión estaba siendo más fácil de lo esperado. Lo había hecho tantas veces que ya no tenía ni que esforzarme.Asumir una identidad falsa, infiltrarme en el recinto y obtener las pruebas. Pan comido. Desaparezco mezclado entre la multitud que ni me mira mientras espero el momento. Mi señal. Alta y clara.
-¡ Ma...Yo...Ne...Sa... Ella me bate como hasiendo mayonesa!.
Tomo aire y mientras finjo reconocer a una mujer, con la mano derecha saco mi cámara espía. Ahora.

1 comentario:

ZOZOBRADO dijo...

Ten cuidado no te salga un enano de la SGAE del interior de tu mp3.