20 octubre 2008

1.- Dictado

Mi nueva posición como profesor de 3º de Primaria me está suponiendo una experiencia novedosa. Y yo que en Educación Infantil escuchaba a enanos repetir mi nombre 700.000 veces al día por fin encontré una cosa en el aula que consigue irritarme - siempre de manera interna, ¿eh? no os penséis que lo comento y lo transmito - y es hacer un dictado. ¿Porqué?. Porque me saca de quicio que invariablemente en todas y cada una de las frases de todos y cada uno de los dictados se produzca el siguiente intercambio entre los alumnos y un servidor .

Yo : " El niño vestía una camiseta azul"
Algún niño : ¿el niño?
Otro niño : ¿el niño?
Otro niño : ¿el niño vestía?
El primer niño de nuevo : ¿el niño?
Yo : Bien, ya repito yo las frases las veces que haga falta. No interrumpáis el dictado que molestáis a los que que se están concentrando. " El niño vestía una camisa azul"
Niño : ¿Una camisa?
Dos niños : ¡AZUL!
Yo : "El niño vestía una camisa azul que le había regalado su tío"
Niño : ¿Regalado su?
Niño : ¿Vestía?
Niño : ¿Hay punto?
Niño : ¿Azul qué?

Y así hasta la eternidad todos los días.

5 comentarios:

SrLansky dijo...

Entonces los dictados (y sus víctimas) no han cambiado tanto en 25 años.

Hematocrítico dijo...

Eso es lo curioso...entre pizarras digitales ,- que alguna hay - clases bilingües e internet en el aula resulta curioso cómo algunas cosas siguen exactamente igual. Los dictados, separa en sílabas, y clásicos variados.

Hematocrítico dijo...

permanecen inmutables.

catalino dijo...

Díctales -"Batman le soltó al Joker una toña del copón en toda la jeta"-, ya verás cómo los cenútridos se centran más.

Alo dijo...

Qué suerte! los tuyos saben escribir! Paciencia, ya llegará mi día...