10 julio 2008

No poder comer más también es una especie de crisis alimentaria

La verdad es que lo siento mucho por los líderes del G8, me identifico bastante con ese problema y no entiendo tanta crítica.¿No es complicado cuando te invitan a un banquete tipo boda y tienes por delante 6 o 7 platos? Es una situación fastidiada, y como si fueran etapas del Tour de Francia debes decidirte si descansar en los langostinos para atacar el entrecot. Si en una boda ya sufres no quiero imaginar cómo lo pasaron en su última reunión cuando les pusieron delante un menú de...¡¡19 platos!!.
A saber, cito a la Sexta :
"De primer plato, ternera de Kyoto bañada en algas y condimentada con espárragos y salsa de sésamo; tacos de atún con aguacate, salsa de soja y ´shiso´; sopa de almejas; congrio con azucenas y vinagreta de soja; langostinos; rollitos de anguila a la plancha envueltos en bardana; boniatos; y gobio frito en aceite de soja y azúcar .El “entre platos” era sopa de marisco. El segundo plato fue pescado del Pacífico (a la plancha, eso sí) con vinagreta de pimiento; y el tercero, cordero lechal con hierbas aromáticas, trufas negras y salsa de piñones. Sirvieron un “pre postre” consistente en una tablita de quesos con miel de lavanda y frutos secos.A continuación, ya sí, una degustación de postres para finalizar con café acompañado de dulces rellenos de fruta, por si alguien se había quedado con hambre."
Guau... Imaginaos los pobrecitos después de semejante enchenta tener que sentarse toda la tarde trabajando en el tema de la reunión. Tema que era, por cierto... La crisis provocada por la escasez de alimentos a nivel mundial. ¡OLE VUESTROS HUEVOS, G8!

Bonus Track : El Hematocrítico consigue en exclusiva imágenes de la reunión del G8.

4 comentarios:

dj illuminati dijo...

Pues no me quiero ni imaginar lo q deben de jalar en las reuniones del "legendariamente urbano" Club Bilderberg :-P

ZOZOBRADO dijo...

Se sentirían mucho más a gusto si los pusieran a comer a todos de un cubo lleno de bellotas.

Hematocrítico dijo...

El Club Bilderberg se reune en el Rogelio y se toma sus copas en el Don Turi, que lo sé de buena tinta

... dijo...

Son unos higos de fruta.