16 octubre 2007

David Lynch ya es que se debe de pensar de que somos gilipollas

El viernes asistí a una divertida proyección de la última ¿película? de David Lynch, Inland Empire. Divertida no por la peli, que me pareció malísima, sino por los comentarios y reacciones de los 4 allí reunidos que bailaban desde el aplauso incondicional, a las interpretaciones místicas-psicológicas, a mi propio descojone general. Vale que las pelis de Lynch son raras y malrollentas pero hasta ahora siempre habían sido bonitas, enigmáticas, bellísimas...aquí sólo se queda con su faceta perturbadora y nos ofrece 3 horas de primerísimos planos de la doble de Nieves Herrero (véase) poniendo cara de miedo mientras entra y sale de películas y realidades y películas y realidades. Ahora es rica, ahora es pobre, ahora es polaca. ¿Qué es verdad? uuuuh tío. Mucho mejor Mulholland Drive o Carretera Perdida donde a estas paranoias les acompaña estilo y sustancia. Eso sí, la peli nos regala una perla absolutamente genial. Uno de los personajes (¿o no era un personaje?) estaba enganchado a una misteriosa serie protagonizada por una familia de conejos humanoides que ponía los pelos de punta. Y molaba mucho. La serie esa anda por youtube y aquí tenéis un capitulito... ¡uuuuuuh!

11 comentarios:

diminuta dijo...

facultad de comunicación audiovisual, un año de estos, clase de historia del cine II, al habla doménec font: "a david lynch lo que le pasa es que le gustan mucho los polvitos blancos". y así. creo que el título correcto sería: david lynch ya es que se debe de pensar DE que somos gilipollas".

coco dijo...

¡Uy, lo que ma disho!

No hay más que echar un vistazo a tu bloc para ver que las pelis de David Lynch son mucho más fieles a la realidad que los suplementos dominicales de los periódicos.

Seguro que también hay quien prefiere ver la Aurora Boreal en la pantalla del móvil haciendo comentarios graciosetes con los colegas. Allá ellos.

¡Te espero a la salida!

Hematocrítico dijo...

Ojo cuidao que yo al Lynch lo reverencio duramente. Pero lo que no es, no es. Inland Empire no mola. Mulholland y Lost Highway es lo mismito lo mismito pero bien hecho.
Y muy bien por esa corrección, diminuta. La efectúo de ya!

coco dijo...

Ya, y por eso da lo mismo verla en el cine que en el monitor del bus urbano nº11, ¿no?

Por cierto, ¿por qué los defines como "conejos humanoides" y no como "humanos conejoides"? Hmmm...

Hematocrítico dijo...

Porque está claro que son conejos humanoides!No hay más que verlos!

cataliwoodiano dijo...

Lynch es Lynch y el resto, restos.
El día que manden a los soldados a la guerra armados con espárragos trigueros y veamos sus funestas consecuencias (para los espárragos sobre todo) nos daremos cuenta del daño que les infligimos a nuestras neuronas exponiendolas a ciertas radio-actividades(extra escolares?) sin la protección adecuada......a que a nadie se le ocurre ir de smoking a la playa?? pos lo mismo para ver a Lynch...y sus cuadreis ante su presencia, COÑO!!!!

mc mismo dijo...

Pos yo opino de quel Hamilton este año gana los coches...

Hematocrítico dijo...

¿Hamilton que no es Hamilton que es un enano que habla al revés y los coches son gotas de semen que de deslizan en el retrovisor de un autobús en Bulgaria por la noche?

krach dijo...

Yo tengo una teoría: cuando Lynch se muera, se leerá sutestamento y tendrá un cláusula pública que dirá: "soy el puto amo, os he tomado el pelo todo este tiempo".

David dijo...

¿"Inland Empire" o "Caótica Ana"?

Hematocrítico dijo...

Apuesto por caótica que aún me reiría algo...