31 julio 2007

Micromanía

Todos sabemos que no se pueden meter huevos en el microondas. Pero...¿Tomates?... ¿Balones de rugby?... ¿pegamento? ¿ceras? ¿luces de navidad? ¿piñas? ¿sobres de ketchup?. Sólo hay una manera de averiguarlo...en esta página tenéis hipnóticas grabaciones de todas estas experiencias y muchas más. Además se te quitarán esas ganas de comprobarlo por ti mismo. Aunque...me queda una duda...¿Dónde está mi gato...?

3 comentarios:

Raquel dijo...

Es que ¿a quién se le ocurre poner los huevos en el microondas con cáscara y todo…? Si los metes ya cascados sólo tardan 30 segundos en reventar -en lugar de dos minutos-. El consumo de energía es considerablemente menor con lo que se contribuye de forma sensible a reducir la factura energética mundial (Al Gore dixit :P :P).

Hematocrítico dijo...

Mi amigo MC y yo nos tiramos varios años buscando la fórmula perfecta para hacer salchichas de sobre en el micro.
Pero lo de los huevos en la vida!

winnie dijo...

el truco de las salchichas es envolverlas en papel de cocina