02 julio 2007

La cosa está malita

Alguien que le quiere bien poco (me pregunto porqué) ha intentado boicotear el estreno de la nueva peli de Michael Moore, Sicko, colgando en internet una copia de calidad perfecta bastante antes de que llegue a los cines de ninguna parte. El cineasta, resignado, ha dicho que pues bueno pues vale y que se la vea quien quiera que no pasa nada.Y bueno, que no me extraña que se la hayan querido sabotear. La peli es un análisis de una situación que es bastante jodida en los USA, porque aunque es bien sabido que allí no tienen seguridad social universal, menos se sabía de la situación de los que están en seguros privados y la pasan tan, tan putas. Una auténtica maratón de injusticias inhumanas, corrupciones, desoladores relatos y terroríficas prácticas, a veces simpático pero siempre muy dramático. Repartiendo por aquí y por allá , además de Nixon, Reagan o Bush los Clinton se llevan una buena leche y completamente merecida. Es asombroso pensar que lo que nosotros vemos tan evidente, como que sea gratis ir al hospital, para los compatriotas de éste sea motivo de pasmo. Hay que felicitar también a Michael Moore por haberse dejado a sí mismo en barbecho tanto tiempo tras su brutal supersaturación después de Farhenheit 911, de la que debió haber aprendido algo, porque en esta peli él en persona ya no sale tanto, y sus numeritos de chupar cámara son menos enrojecedores (aunque tiene tela lo de Guantánamo). Sicko es importante, entretenida y conmovedora. A nosotros sólo nos sirve para menear la cabeza un poco y reafirmar nuestra ultrarequetetópica convicción de lo marulos que son los yanquis, pero allí en su país en buena lógica la gente debería estar en la calle con antorchas en estos momentos. A no ser que...

5 comentarios:

El Hombre Molècula dijo...

En asuntos como éste, a los yanquis les vendría bien saber lo que hace el mundo civilizado y preguntarse luego si lo de "soy ciudadano americano" es para tanto. E incluyo al propio Moore, que todo lo guay que se quiera, pero su Fahrenheit pecaba de yanquicentrismo a saco.

Por cierto, has escrito mal Fahrenheit, ha-haaa (risas a lo Nelson).

Hematocrítico dijo...

¿Qué? ¡Maldita seha!
Y perdónale el yanquicentrismo de esa peli porque la idea era la de intentar sacar del cargo al alcornoque aquel, y mejor le hubiera ido si fuera más yanquicéntrica.

coco dijo...

Acabo de leer que Larry King tuvo que posponer la entrevista a Michael Moore para que Paris Hilton pudiese abrir su corazón todo el país.

Hematocrítico dijo...

¿En plan Hara Kiri?

djolivas dijo...

Solo un comentario (que para eso está este espacio). La seguridad social en España no es gratis, yo pago todos los meses un % directamente con mi nómina, y mi empresa un pico.
Felicidades por el blog.
Saludos