24 mayo 2007

El Imperio Sionista contra el Imperio Textil

Sorprendente bajada de pantalones (a 29,99) del negociete de Amancio al pedir mil perdones por la fatal herejía de mezclar lino y algodón en unas prendas de sus tiendas de Israel, cosa que para los judíos ortodoxos es un pecado gravísimo. Los muy nenazas se han ofrecido a pagar los costes de " los laboratorios que necesiten los que han comprado prendas para comprobar que no contienen esa mezcla de tejidos", mezcla que consideran un "híbrido contra natura". Yo que me hacía a nuestro paisano más maligno y menos doblegable, a poco que un lobby le aprieta las tuercas,¡se raja!.A modo de protesta seguiré comprándome las palestinas en Chispas.

3 comentarios:

mc mismo dijo...

¿Y quien controla a los laboratorios? Quizá sean también esbirros malignos de Ortega. Sería un golpe maestro...

limoncete dijo...

Pues que se hagan las americanas de piel de capullo, que allí hay mucho material.

Hematocrítico dijo...

Venga, a subir el nivel limoncete, que ya te echábamos de menos. ¿cuantas para confecionar una trenca?