14 mayo 2007

¿Abobó abobó?

Oh Dios. Como si fuera Macauley Culkin tras Sólo en Casa 3, nuestro querido Knut, el oso polar del zoo de Berlín, empieza a decepcionar a los visitantes porque con tan sólo 5 meses ya tiene este aspecto menos achuchable y más temible. Le han empezado a sustituir los entrañables potitos por trozos de carne con hueso y ver a esta máquina de matar púber despedazando una chuleta es mucho menos riquiño que ver a una bolita de nieve tomando un biberoncete, y ya se han oído las primeras protestas. Así es , Knut. Conoce la realidad del mundo del espectáculo. En seguida te sustituirán por algún otro animal más joven y más molón. Yo por ejemplo prefiero al gato que toca el piano así que...¡Aparta, engendro! Nora...abobó abobó. cuchi cuchi.

1 comentario:

la baronesa dijo...

Me encanta Nora!