23 abril 2007

Rincón Literario : As lareiras en Galicia

Hace mucho, mucho tiempo, en unas agrupaciones de viviendas llamadas "haldeas" no apoyaban la Thermomix en modernas encimeras sintéticas color wengé, sino en algo llamado "lareiras". Un trío de atractivos aparejadores catalogan y recopilan un número considerable de ellas en un ladrillo descomunal titulado As lareiras en Galicia, presentado este sábado en el sin par marco de la libreria Sargadelos. Os recomiendo este libro a todos los aficionados de las lareiras que os quejabais de la falta de bibliografía en el mercado, a los fans de los libros de colorear, y a todos los completistas de la obra de este trío de ases, Astray, Javi y Marcos Beiroa. Éste, que no pudo acudir a la presentación porque tenía turno en el videoclub fue sustituído a última hora y por sorpresa por el popular Doctor House, que no tuvo tiempo de asearse para el improvisado evento, pero aún así nos deleitó con sus joviales anécdotas. Un aplauso. Leedlo ahora antes del próximo estreno de la peli, que dicen que Peter Jackson ya le echó el ojo.

10 comentarios:

B.L.A.S. (basiclinearalgebraicsystem) dijo...

Aún recuerdo (flashback con feedback a lo lost) en el paraíso pérdido de mi infacia neolítica y de explotación infantil preindustrial (sí señoría yo sachaba como un campeon en las leiras con 12 años, mientras ustedes se iniciaban en la videoludopatía)la sorpresa que me llevé al visitar un piso por primera vez, el de mi madrina, que tras buscar por todas las estancias acabé preguntando inocentemente...¿u-la lareira?
(Exactamente la misma pregunta que haría si hubiese sido invitado a la Enterprise).
Lo que sí tenían los pisos de entonces era cocina de hierro, con sus fogones y su tiro, para asar castañitas o quemar pies de bebé, como le pasó a mi hermano una vez con una visita juquetona que lo posó (put on)...hay válgame dios pensaba que estaba apaghada!!!
Las lareiras siempre fueron las chimeneas victorianas del celtíbero (reminiscencias de un pasado no muy lejano pre age en los castros de Baroña) pobre, donde tanto podías cocer patatas con relón para el "puerco" (las cínicas comillas pueden hacer referencia a cualquier macho ruralfa o al marido de la puerca) como darte un baño con zanahorias y unto en la marmita, sin olvidarnos de toda la subcultura supersticiosa que se divulgaba al calor nofósil de su lar, ancestralidades varias como lo de: "...estudía e aprende para cheghar a ser un bo médico ou un aboghado e poder faserte un chalé donde che sala do caraglio e non ter que vivir en harmonía ca naturalesa e en pas co mundo como levamos fasendo desde os albores da nosa rasa".

Gran blog y gran blogomaestre.

Hematocrítico dijo...

Yo también recuerdo con cariño aquellas tardes en casa de mis abuelos de mi niñez con la atari 2600.

aaaaah qué morriña

Muchas gracias por la visita, blas, ¿tengo el gusto?

B.L.A.S. (basiclinearalgebraicsystem) dijo...

Espero no resultar
e(m)pa(chan)tante, pero flipín con su bloxxx y no puedo evitar emocionarme con el descubrimiento de esta ínsula derribista, estoy enganchado a la lectura de sus posts-todo y...mon dieu!
avant le litri!
Carnivale for the people

Hematocrítico dijo...

¿nos conocemos, new friend?

B.L.A.S. (basiclinearalgebraicsystem dijo...

si dios quiere nos intuiremos
eschuchando Lloyd, I´m ready to be heartbroken sentados en nuestra butaca el próximo viernes sonriendo como si nos hubiesemos fumado un biturbo.
Sweet thirties

pornonazi lareiresco dijo...

que mitos! son tan famosos que hasta salen en chuza!!

Hematocrítico dijo...

Señor Blas, no me pillará con vida en esa tesitura. Si acaso el 5 de mayo TURBONEGRO en vigo?

y pornonazi...en chuza?

pornonazi chuzesco dijo...

http://chuza.org ... interesante lugar ...

B.L.A.S. (basiclinearalgebraicsystem) dijo...

atención que los turbonengs tendrán de teloneros a los triangle love bizarre, esperemos que no les racaneen volumen como pasó con los ferdinands y delorean el año pasau y puedan turrarle del cuerno hasta el 11 a los amplis.

retratoderetrete dijo...

b.l.a.s., hemato...
¡por el amor de dios, buscaos un hotel!