02 marzo 2007

El hombre tranquilo


Jopé, qué corte...
A un tío que tiene el precioso nombre de Thomas Aloysius Macarney, de Irlanda, le ha caído una multilla de dos mil euros cuando le pescaron de la siguiente guisa. Se escuchó un ruido monstruoso en su habitación en plena noche, y al abrir la puerta le encontraron con una máscara de látex, esposado, y con un burro vivo montando jaleo y destrozando el minibar poco antes de darse la fuga por el hotel. La llave de las esposas se la había comido el burro. El genio éste, había metido el burro en el hotel alegando que... "Era una raza de super conejo que traía a una feria de animales " y le coló. Lo mejor es que en el juicio alegó como justificante de su comportamiento que el psicólogo le había recomendado que " saliera más y conociera a gente" . O a burros, supongo. Le acusaron de crueldad con los animales, comportamiento obsceno, ser un peligro para si mismo y destrozo de minibar - aunque eso lo retiraron porque lo había hecho su colega - pero al final la multa fue por la Ley de Acomodo Ilegal de Burros de 1837. Si creéis que me lo he inventado, OJALÁ. Mataría por que se me hubiera ocurrido esta maravilla.

4 comentarios:

mc mismo dijo...

Pues no creo que te lo hayas inventado porque el nombre del palomo es simplemente GENIAAAAAL.

limoncete dijo...

Buena observacion la del "burro vivo". Dentro de la calamidad personal de este depravado, seria bastante crítico añadirle un delito de necrofilia.

Hay gente para todo, y a los burros que les den por el culo...

PorNoNazi y Tú dijo...

¿y el burro se metía farlopa como en Despedida de Soltero?

Hematocrítico dijo...

captaste la referencia,agudo sosias