29 enero 2007

La muerte del chiste

Repasando en Youtube - no sé si os suena esa página - la obra de aquí el amigo de la foto, me entró cierta nostalgia recordando la época dorada de El Chiste. ¡Qué tiempos aquellos! . Antes quien más quien menos manejaba un selecto repertorio de chistes que manejaba con soltura y los intercambiaba en jocosas sobremesas y deliciosos recreos. ¿Porqué ha muerto el chiste? Quizás porque nuestra nueva realidad social pluricultural y tolerante rechinaría si escucháramos las hilarantes historias de gangosos, gitanos y -esto...-homosexuales con las que antes nos descacharrábamos en programas familiares tipo Un,Dos, Tres.Ahora el chiste se encuentra en manos de especialistas, el " cachondo mental ", el pesado que todos conocemos que te suelta una gran remesa de chistes manidos y remanidos - la explicación es que no hay repertorio nuevo, el último chiste vivo que se recuerda data de 1998 - y que te sabes desde la primera frase,pero aún así tienes que poner cara de capullo mientras lo escuchas y prepararte para la risa del final . Ahora el equivalente del nuevo milenio del pesado que cuenta chistes es el pesado que te envía correos con hilarantes o reflexivos powerpoints. A éste no hay que ponerle cara ninguna y a la carpeta de Spam sin compasión. Ahora, dame un Eugenio o un Barragán antes que un Piedrahita o un Bermúdez, ¿eh?. Saben aquel que diu... Posted by Picasa

7 comentarios:

pequeñoIbán! dijo...

Es cierto aquella época del "¿Te sabes el de...? que ahora está tan despreciada!

Por cierto creo que youtube se ha convertido en la nueva teleivisón del siglo XXI

P.D. Te acabo de votar como mejor blog de cultura y tendencias... si quieres que lo haga en otra categoría, dímelo!

limoncete dijo...

Pues si que es verdad. Tenia un compañero de instituto especializado en contar chistes de gente con taras o amputaciones físicas/mentales graves. Era inagotable. Pero claro, en la época en que estamos les faltaría tiempo a los geos para descolgarse del tejado de su casa y pegarle dos tiros en la sien al desfortunado contador acusado de homofobo, xenófobo o yo que sé.

No se sienta aludido señor hematocrítico, el individuo al que me refiero no es usted. La última noticia que tuve de él es que era bastante ludópata.

Hematocrítico dijo...

Caramba, gracias pequeñoibán...

Va un inglés, un francés y un español ...

Hematocrítico dijo...

No me siento aludido...sin que Silva de precedente

David dijo...

Y aquellas cintas de Arévalo que poníamos en las excursiones del colegio al tiempo que cantábamos "La puta de la cabra" y "Carrascás"!
¿Ahora los chavales se dedican a contar monólogos sobre pelos en la bañera, sin ofender, entre sms y partida de Play?
Ay, esta juventud. No hay tiempos como los nuestros...

Hematocrítico dijo...

¿Qué es aquello que reluce?
UCE
En lo alto del campanario
ARIO
...
...
la verdad es que lo que dicen en Carrasclás de Mahoma, no es para soltarlo en el 2007 tal como está el patio, ¿no?

Juan Car dijo...

Recuerdo una historia, creo que de Asimov, aunque hace tanto tiempo que la leí que podría ser de otro, en la que se mantenía la teoría de que los chistes eran un experimento sociológico extraterrestre para medir la penetración de una historia en la sociedad. La prueba era que el repertorio de los chistes era limitado debido a que nadie realmente inventa un chiste, todos son variaciones de los que fueron introducidos inicialmente.
A ver si esto que cuentas es la validación de dicha teoría.
Me ha gustado el post, gracias.
Saludos