04 diciembre 2006

Todo por la gorxa

Si sois de los que se escandalizaron con la campaña de Burger King para promocionar su hamburguesa de 1.000 calorías, que sepáis que la ética de esos publicistas se puede comparar con la de San Juan Bosco si la comparáis con la del creador de la bebida energética que lleva el desafortunado nombre de Cocaine. Un carismático empresario yanqui que afirma que lo hace para despertar el diálogo de padres con hijos sobre las drogas - ¡qué riquiño! - , además de intentar imitar los efectos de la farlopa en una asequible latita. Cuando le preguntaron si no era un cínico intento para forrarse a costa del atractivo de las drogas para los niños de las zonas más conflictivas, el hombre no se cortó y respondió " si fuera así la habría llamado crack" .Qué ídem. Posted by Picasa

1 comentario:

la baronesa dijo...

Yo en primicia he visto este reportaje con el Hemato...
Muy hilarante, doy fe.

Por cierto, off-topic, recibes correos? You've got mail!! Don't miss it!!