27 noviembre 2006

Papi chulo

Leer el otro día Hansel & Gretel a mis chavales me hizo reflexionar sobre la figura del padre de los hermanitos...¡qué tío!.
Primero se deja convencer por la arpía de su nueva mujer - la primera, la genuína mami de los protas había muerto y se le supone una santa - para abandonar a sus hijos en el bosque porque no tenían pasta para mantenerlos. El tío se niega y patalea pero lo hace. El caso es que los críos consiguen volver...¡y él los abandona otra vez!. Seguramente con menos pataleo.
Lo mejor es que de ese nuevo abandono regresan con los tesoros de la bruja y he ahí que el padre los recibe con los brazos abiertos y echa de casa a su mujer - en algunas versiones ésta "casualmente" se había muerto al caer de un árbol-, y los tres viven felices para siempre,fundiéndose la copiosa pensión de la ingeniosa bruja caníbal. ¡Con un par! ¡Qué gran padre!...¿Conocéis a otros secundarios de cuentos igual de jugosos? Que seguro que los hay... Posted by Picasa

7 comentarios:

Edu dijo...

Confieso que me quedé sobrecogido cuando, hace cosa de un año o así, vi el capítulo piloto de Marco-no-te-vayas-mamá.

Hematocrítico dijo...

¿Qué le turbó, compañero?

mc mismo dijo...

Pues a mi me hizo darme cuenta de como las gastan los adultos "El Flautista de Hamelin". Terror psicologico para ninios y no tan ninios. Joputa de alcalde y joputa de flautista. Y los ninios al paredón... It is nice, I like

Edu dijo...

Bueno, he intentado triturar el recuerdo, pero más o menos se decía allí que el padre del pequeño Marco había "contraído una deuda", así sin más y con bastante misterio, y como la deuda había que pagarla pues ¡hala! mamá se pira a Argentina. Tengo vinculadas al asunto ideas de juego y alcohol, pero no sé si estaban en el original o si son aportación propia.

catalino_i'malumberjack_and... dijo...

La figura del leñador solitario....siempre en el lugar adecuado en el momento oportuno para salvar de un tajo la peligrosa situación.....¿casualidad o es que el personaje se dedicaba a acechar desde la sombra a tiernas y apetitosas pecosas de rizos color miel?

Romántico Fernández dijo...

Siempre me gustó el vendedor de las judias mágicas que parecía que hacía el timo de estampita y le salió el tiro por la culata.

Hematocrítico dijo...

geniales aportaciones.
Monstruos, que sois unos monstruos.
Caramba Edu...no sabía eso de la deuda de papá.
A papá le gusta mucho el oro marrón, cariño. Mamá tiene que irse a Argentina para dormir con muchos amiguitos de papá para echarle una mano...